El grup de recerca Alimentació, Nutrició, Desenvolupament i Salut Mental (ANUT-DSM)

El grupo de investigación de Alimentación, Nutrición, Desarrollo y Salud Mental (ANUT-DSM) del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y la Universitat Rovira i Virgili empieza un proyecto que tiene por objetivo identificar en sangre diferentes proteínas que pueden predecir el deterioro cognitivo y estudiar el papel de la dieta y el estilo de vida en su modulación. Este estudio, financiado por un programa europeo y dos de estatales y que tiene una duración de tres años, ha de ayudar a detectar enfermedades como por ejemplo la de Alzheimer en estadios tempranos y aportar evidencias científicas para diseñar estrategias de prevención y tratamiento.

En los últimos años, la comunidad científica internacional ha dedicado esfuerzos en aislar posibles marcadores biológicos que ayuden a predecir la aparición de demencia en etapas iniciales de estas enfermedades. Actualmente, se dispone de alguno de estos biomarcadores, pero para su obtención se tienen que utilizar técnicas invasivas como la punción lumbar, que no está exenta de riesgos para la persona.

Los investigadores del proyecto, a partir de muestras biológicas disponibles de voluntarios del amplio estudio PREDIMED-Plus a los cuales se los ha evaluado entre otros el estado cognitivo a largo plazo, intentarán identificar en sangre diferentes proteínas relacionadas con la cognición y la neurodegeneración. Esto permitirá conocer aquellas proteínas que de manera temprana se asocian a un peor deterioro cognitivo con el tiempo.

Al mismo tiempo los investigadores intentarán evaluar si la dieta, la actividad física o la pérdida de peso pueden modular el nivel de estas proteínas, cosa que ayudará a entender como los cambios en el estilo de vida pueden retrasar este deterioro cognitivo en personas mayores. Por último los resultados obtenidos se validarán en otra cohorte de participantes sanos o con demencia.

Un problema en aumento

El 2020 se estimó que alrededor de 55 millones de personas en el mundo sufrían algún tipo de demencia, y se espera que este número continúe en aumento en paralelo al incremento de la esperanza de vida. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia, caracterizada por una disminución del funcionamiento cognitivo (pensamiento, memoria y razonamiento) y de las habilidades conductuales. Además de tener importantes implicaciones económicas tanto para el individuo como para la sociedad, su aparición y progresión limita las actividades de la vida diaria, deteriora la calidad de vida y aumenta el riesgo de otras patologías. Por lo tanto, hay una necesidad urgente de desarrollar estrategias preventivas y de tratamiento.

En este sentido, el objetivo final de este ambicioso estudio no solo ayudará a detectar en estadios tempranos aquellas personas con riesgo de deterioro cognitivo sino que aportará evidencia científica para diseñar estrategias de prevención y tratamiento de esta condición.

El proyecto ha recibido 250.000 euros de financiación gracias a la subvención del Instituto Carlos III, al proyecto-beca de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, y al proyecto europeo PRIME. Está liderado por los investigadores del grupo ANUT-DSM Jordi Salas-Salvadó y Indira Paz-Gabriel, que también lo es de la Red CIBERobn. El resto del equipo lo forman Nancy Babio, Jesús García-Gavilan y Alessandro Atzeni, con la colaboración de investigadores del Hospital Universitario de Sant Joan y el Instituto Pere Mata de Reus, así como diferentes investigadores predoctorales, como es el caso de Hernando Margara, que realizará su tesis sobre este tema.

La herramienta, llamada AOPWIKI-EXPLORER, recoge información relativa a lo que se conocen como vías de resultados adversos (AOP, por sus siglas en inglés), que indican cómo los químicos presentes en nuestro entorno interaccionan con los genes y modifican las proteínas, lo que podría terminar desencadenando una enfermedad

¿Los químicos presentes en nuestro día a día (en la alimentación, los envases, la electrónica, la ropa, etc.) tienen un impacto en nuestra salud? El grupo de investigación TecnATox del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV-CERCA) y de la Universidad Rovira i Virgili (URV) lleva más de 3 décadas liderando estudios científicos para encontrar respuestas a esta pregunta: sus aportaciones les han convertido en referentes en el Estado español en el ámbito de la toxicología.

Uno de los estudios en los que participan se llama PARC (European Partnership for the Assessment of Risks from Chemicals); está coordinado por la Agence Nationale de Sécurité Sanitaire (ANSES) y trabajan en él cerca de 200 instituciones clave en el ámbito de la investigación en toda Europa.

Uno de los últimos hallazgos del proyecto PARC ha permitido a este grupo de investigación desarrollar una base de datos con la ayuda de la inteligencia artificial para recoger lo que se conocen como vías de resultados adversos (AOP, por sus siglas en inglés). Estas AOP recogen informaciones en relación con las modificaciones que nuestro organismo experimenta cuando entra en contacto con elementos químicos. Esta base de datos (bautizada con el nombre de AOPWIKI-EXPLORER) constituye pues una herramienta de gran ayuda para el grupo de investigación TecnATox, para evaluar el impacto que la química presente en nuestro entorno podría tener en la salud de la población y en su calidad de vida.

“El investigador realiza experimentos para ver cómo estas sustancias químicas interaccionan con el gen, como esto conduce a la formación de la proteína, cómo esta proteína modifica otras proteínas y, finalmente, cómo esta modificación conduce a la enfermedad. Lo estamos estudiando tanto en humanos como en animales, en distintas células in vitro”, explica Saurav Kumar, uno de los investigadores de este proyecto que ha hecho posible el desarrollo de la herramienta.

Y añade: “AOPWIKI-EXPLORER tiene un papel crucial a la hora de avanzar en métodos de ensayo que no se realicen con animales para la evaluación de riesgos, dando lugar en última instancia a productos y entornos más seguros. Al proporcionar una plataforma para analizar datos complejos e identificar riesgos potenciales de forma más eficiente, contribuye al desarrollo de productos químicos y productos más seguros que afectan positivamente a la salud humana y al medio ambiente”.

Más información sobre el proyecto PARC

Elena Cerón Cátedra, en representación del servicio de cafetería del Hospital Joan XXIII de Tarragona; M. Mar Albújar Font, responsable de la sección de Críticos Pediátricos y Neonatales de la Unidad Neonatal – Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII y Joan Vendrell, director del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, con las dos niñas ganadoras del concurso: Marina Martos Mira (I categoría) y Ema Guadalupe Lembeye Plantié (II categoría).

Tarragona, 12 de junio de 2024. El primer concurso de dibujo infantil del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili ha sido todo un éxito: han participado cerca de un centenar de niños y niñas, que han podido plasmar su creatividad dibujando (según su imaginario) uno o una científica. Marina Martos Mira (Tarragona) se ha llevado el premio al mejor dibujo de la I categoría, en la que participaban niños y niñas de entre 5 y 8 años. Ema Guadalupe Lembeye Plantié (Roda de Berà) ha sido la ganadora de la II categoría, que comprende las edades de entre los 9 y los 12 años.

En este concurso han participado niños y niñas atendidos por los servicios de pediatría del Hospital Universitario Joan XIII y del Hospital Universitario Sant Joan de Reus, usuarios de las cafeterías de los mismos centros sanitarios y alumnos del tercer curso de primaria del Colegio Sant Pau Apóstol de Tarragona.

Las ganadoras de este concurso han sido premiadas con un equipo de dibujo y un juego y un libro divulgativo de ciencia.

Durante unas semanas, en las cafeterías de los hospitales Joan XXIII de Tarragona y Sant Joan de Reus se han repartido papeles para las bandejas con las plantillas para realizar estos dibujos. En breve se editará una nueva serie de estos papeles con los dibujos ganadores.

El jurado encargado de elegir los dibujos ganadores lo han formado M. Mar Albújar Font y Elisabet Galve Aixa, representantes del Servicio de Pediatría del Hospital Joan XXIII de Tarragona y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, respectivamente, y Elena Cerón Cátedra, en representación del servicio de cafetería del Hospital Joan XXIII de Tarragona.

Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili

El Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) es una institución pública y sin ánimo de lucro cuyo objetivo es investigar el origen de enfermedades. Los hallazgos científicos que hacemos posible contribuyen a mejorar su prevención, a que puedan ser diagnosticados de forma más temprana y a encontrar tratamientos más personalizados e innovadores. Fue creada en 2005 y tiene sedes en Tarragona, Reus y Tortosa.

Los estudios y proyectos que lideramos los llevan a cabo profesionales de nuestro propio instituto, del Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII, el Hospital Universitario Sant Joan de Reus, el Hospital Universitario Institut Pere Mata, el Hospital de Tortosa Virgen de la Cinta y de la Universidad Rovira i Virgili (URV).

Hemos logrado la excelencia en la investigación biomédica y sanitaria de enfermedades relacionadas con estas 4 áreas: el metabolismo y la nutrición; la infección, la inmunidad y el medio ambiente; la oncología y la salud mental y las neurociencias.

El dibujo ganador de la I categoría, por – Marina Martos Mira
El dibujo ganador de la II categoría, por – Ema Guadalupe Lembeye Plantié

En este encuentro los futuros investigadores e investigadoras han podido debatir y compartir sus trabajos de tesis en el ámbito de la salud

Iniciativas como estas son clave ya que la investigación es esencial para mejorar los tratamientos y la prevención de enfermedades, y para contribuir, en definitiva, al bienestar de la población

Foto de grupo de los y las investigadoras participantes en la jornada PhD Day.

Reus, 6 de junio de 2024. Más de 130 estudiantes de doctorados de las ciencias de la salud se han dado cita hoy en la jornada PhD Day, organizada por el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) y la Universidad Rovira y Virgili (URV) en la facultad de Medicina, en Reus. El PhD Day aglutina a estudiantes predoctorales (se encuentran en la etapa previa a la presentación de su tesis) e investigadores e investigadoras ya consolidados y permite que unos y otros compartan experiencias, ideas y proyectos para fortalecer sus propósitos científicos.

Actualmente, en los programas de doctorado en ciencias de la salud de la URV están matriculados cerca de 350 estudiantes. El pasado 2023, se defendieron 35 tesis doctorales dirigidas por investigadores e investigadoras del IISPV en los diferentes ámbitos de experiencia de nuestro instituto: la Nutrición y las Enfermedades Metabólicas, la Oncología, la Salud Mental y las Neurociencias y la Infección, la Inmunidad y el Medio Ambiente.

Los estudios y proyectos que lideramos desde el IISPV los llevan a cabo profesionales de nuestro propio instituto, de la Universitat Rovira i Virgili (URV), del Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII, el Hospital Universitari Sant Joan de Reus, el Hospital Universitari Institut Pere Mata y el Hospital de Tortosa Verge de la Cinta.

Iniciativas como estas son primordiales ya que contribuyen a que los estudios científicos que se realizan en el ámbito de la salud se puedan llevar a cabo con la participación de investigadores de diferentes perfiles y experiencia, y que, por tanto, los hallazgos que se derivan puedan traducirse, entre otras, en terapias innovadoras para mejorar la salud de la población en general. Consulta aquí las últimas investigaciones lideradas por investigadores del IISPV.

A lo largo de la jornada, los y las estudiantes de doctorado han presentado sus trabajos de tesis en forma de exposiciones orales (como “flash presentation”, pequeñas explicaciones de unos 3 minutos, en intervenciones más extensas o en formato póster), lo que les ha permitido recibir comentarios constructivos por parte de otros estudiantes e investigadores establecidos para mejorar así sus habilidades de comunicación.

Este encuentro también les ha ayudado a construir redes profesionales que más adelante les servirán para desarrollar sus carreras. El PhD Day también ha incluido en su programa una mesa redonda entre varios investigadores senior y una charla formativa para explicar a los investigadores predoctorales cómo y cuándo planificar su etapa postdoctoral.

La jornada tiene una gran importancia, ya que el hecho de tener el IISPV los grupos de investigación muy dispersos por el territorio hace que una ocasión como esta sea ideal para poder conocerse los investigadores predoctorales y los profesionales de la salud.

El Proyecto EXPOCARDI, liderado por investigadoras de la URV y del IISPV, ha recibido la Beca de Investigación Clínica que otorga la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares

La investigadora de el IISPV y la URV, Nancy Babio, después de recojer la Beca.

La investigadora del IISPV y del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV Nancy Babio y Noèlia Ramírez, investigadora Miquel Servet del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, han recibido la Beca de Investigación Clínica que otorga la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares. Este reconocimiento consta de 30.000, euros que servirán para impulsar el proyecto EXPOCARDI: Exposoma químico y factores de riesgo cardiometabólico en niños.

El exposoma químico es un concepto que engloba todas las exposiciones ambientales que una persona experimenta a lo largo de su vida. Aunque existen evidencias sólidas que vinculan estos contaminantes con el riesgo cardiometabólico en adultos, los datos sobre cómo esto afecta a los niños todavía son limitados. El proyecto es un estudio piloto que incluye a 324 niños de entre 3 y 6 años, reclutados en el estudio multicéntrico CORALS, con el objetivo de identificar su exposoma químico personal y estudiar sus posibles asociaciones con varios marcadores de riesgo cardiometabólico.

Los niños que participen en el proyecto se dividirán en dos grupos: 108 con obesidad y 216 con peso normal. Durante el proyecto se evaluarán aspectos como el índice de masa corporal, masa grasa, índice de cintura-talla, presión arterial, perfil lipídico y glucémico y la resistencia a la insulina. También se les analizará la orina para detectar la presencia de disruptores endocrinos como bisfenoles, ftalatos, pesticidas e hidrocarburos aromáticos policíclicos, así como otros compuestos tóxicos de interés.

El resto del equipo investigador que participa en este proyecto son Jordi Salas-Salvadó, investigador del IISPV y director de la Unidad de Nutrición Humana de la URV; Joaquín Escribano y Verónica Luque, investigadores del IISPV y del Departamento de Medicina y Cirugía de la URV; José Maria Manzanares, jefe clínico del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Sant Joan de Reus y profesor de la URV y Cristina Rey, enfermera del IDIAP Jordi Gol y profesora de la URV.

La Beca de Investigación Clínica que ha recibido este proyecto otorga la importancia del trabajo de las investigadoras en el ámbito de la investigación clínica y su compromiso con la salud infantil. La entrega del reconocimiento se hizo este martes en un acto en la Academia de Ciencias Médicas de Catalunya.

Es fruto de un estudio del IISPV y del Hospital Universitario Institut Pere Mata, y, si los resultados se corroboran con otras muestras de pacientes, este descubrimiento podría suponer una innovación en el abordaje de este trastorno

Foto del grupo de investigación GAP del IISPV y del Instituto Pere Mata.

El 1 por ciento de la población adulta de Europa y Estados Unidos sufre esquizofrenia (en España 400.000 personas están diagnosticadas), según datos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM). Es uno de los trastornos mentales más incomprendidos socialmente y, aunque se sabe que le causan una combinación de diversos factores genéticos y ambientales, todavía existen muchas incógnitas e interrogantes sin respuesta. La esquizofrenia perjudica enormemente la calidad de vida tanto de quienes la padecen como de sus familias y de los entornos más cercanos.

El Grupo de Investigación en Genética y Ambiente en Psiquiatría (GAP) del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) y del Hospital Universitario Institut Pere Mata (HUIPM) lleva cerca de 3 décadas estudiando la genética de este trastorno. Un reciente estudio de estos investigadores ha hecho posible un hallazgo en este campo que podría significar un punto de inflexión en su abordaje. Se trata de alteraciones en el ADN de la mitocondria, una molécula que juega un papel primordial en el abastecimiento de energía a las células de nuestro cuerpo. Este componente genético ha sido hasta ahora poco estudiado en las enfermedades mentales, con lo que este descubrimiento pone de manifiesto la importancia de prestarle atención y de tenerlo en cuenta a la hora de buscar nuevos tratamientos y terapias preventivas.

El ADN mitocondrial humano es una molécula pequeña que se encuentra dentro de la mitocondria. Las mitocondrias son las responsables de abastecer de energía a las células de nuestro organismo. Esta función mitocondrial es especialmente relevante en el caso de las neuronas (células cerebrales). La elevada actividad del cerebro (que además de las funciones mentales, controla el resto del cuerpo: está en pleno funcionamiento las 24 horas del día, incluso cuando dormimos) hace que este órgano requiera mucha energía para poder funcionar correctamente: consume casi una cuarta parte de la glucosa y el oxígeno que generamos. Es por este motivo que las mitocondrias y este tipo de ADN se encuentran en abundancia.

Para llevar a cabo este estudio, publicado en la prestigiosa revista Psychiatry Research, se han analizado 80 muestras postmosterm (facilitadas por la Universidad del País Vasco) tanto de personas con esquizofrenia como de otras que no habían sido diagnosticadas de ningún trastorno mental. Se ha encontrado que el 35% de las personas que tenían un diagnóstico de esquizofrenia presentaban alguna alteración del ADN mitocondrial mientras que este porcentaje era significativamente menor entre las personas sin trastorno mental alguno (del 10%).

“Estos descubrimientos sugieren que esta alteración en el ADN de la mitocondria podría ser uno de los factores genéticos que juegan un papel en el desarrollo de la enfermedad (junto con otros factores genéticos y medioambientales). Para acabar de corroborarlo, es necesario que los resultados de este estudio se validen con otras investigaciones y muestras más amplias”, explica la Dra. Lourdes Martorell, una de las investigadoras del grupo GAP que, junto con el Dr. Gerard Muntané, ha liderado la investigación. Para poder realizar este trabajo ha sido primordial la colaboración de los Dres. Javier Meana y Luis Callado de la Universidad del País Vasco, que al igual que el grupo de investigación GAP también es miembro del CIBERSAM y de la Universidad Rovira i Virgili (URV).

Estudios previos en el campo de la genética mitocondrial han llevado al grupo de investigación GAP a sugerir vías terapéuticas muy innovadoras para tratar los síntomas de este trastorno mental: “Hemos visto que podría ser de gran ayuda complementar la dieta de estos pacientes con suplementos vitamínicos y minerales. Esto, junto con el ejercicio físico, podría contribuir a mejorar notablemente su calidad de vida”, añade la Dra. Martorell. Este equipo de investigadores está evaluando el impacto de estas propuestas en pacientes con esquizofrenia y autismo a través del proyecto VITACTIVA’T.

Ver otras notas de prensa de estudios del grupo GAP

Referencia bibliográfica: High number of mitochondrial DNA alteraciones en postmortem brain tissue de pacientes s schizophrenia compared to healthy controls. Bengisu K. Bulduk, Juan Tortajada, Alba Valiente Palleja, Luis F. Callado, Helena Torrell, Isabel Vilella, J. Javier Meana, Gerard Muntané, Lourdes Martorell. Psychiatry Research 2024. doi: 10.1016/j.psychres.2024.115928.

Será el 20 de junio, a las 19:30h, en el Pavelló dels Distingits del Hospital Universitario Institut Pere Mata (Reus)

Cartel de la Jornada.

La Academia de las Ciencias Médicas de Reus, conjuntamente con el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y el Hospital Universitario Institut Pere Mata, han organizado una ponencia que aborda el impacto de la genética en los trastornos psiquiátricos. Será el 20 de junio, a las 19:30h, en el Pavellò dels Distingits del Hospital Universitario Institut Pere Mata (Reus), a cargo de la Dra. Elisabet Vilella, subdirectora del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) y directora de Investigación del Hospital Universitario Institut Pere Mata.

El pasado mes de febrero varios profesionales de la salud mental, en la que se incluía la Dra. Vilella, enviaron una carta a la revista internacional World Psychiatry, de la Sociedad Americana de Psiquiatría, reclamando que el Comité de Formación de la Sociedad Internacional de Psiquiatría Genética incorporara mayor formación en genética para los profesionales de la salud mental. Hasta ahora, al estudio de la genética en este campo no se le ha dado la importancia suficiente en relación con el diagnóstico y tratamiento de pacientes afectados con una enfermedad mental.

De hecho, varios estudios del grupo de investigación en Genética y Ambiente en Psiquiatría (GAP), del IISPV y el Hospital Universitario Institut Pere Mata (cuya responsable es la Dra. Elisabet Vilella) han demostrado esta correlación. Uno de ellos es el último estudio publicado conjuntamente con el Hospital Clínic de Barcelona y el FIDMAG-Hermanas Hospitalarias de CIBERSAM: identifican la alteración epigenética que se relaciona con haber vivido situaciones adversas en la infancia y con la aparición del trastorno bipolar.

La charla está abierta para toda la población, y no es necesaria la inscripción.

• Ya está habilitado el espacio para presentar tu candidatura a los galardones del Institut Català de la Salut

IISPv
Investigadores en los laboratorios del IISPV.

La investigación biomédica, clínica o en servicios sanitarios es un pilar básico y por eso el Instituto Catalán de la Salud, que puede actuar de catalizador del sistema sanitario, convoca cada año premios en la Investigación para poner en valor la actividad investigadora de los profesionales del ICS.

En la edición de este año, se han presentado los siguientes premios:

Premio a la Trayectoria Investigadora: enfocado para profesionales que hayan contribuido de forma significativa al desarrollo de la investigación de la investigación del ICS. Éste incluye cuatro categorías de premios:

  1. Premio a la Trayectoria Investigadora en los Hospitales
  2. Premio a la Trayectoria Investigadora en la Atención Primaria
  3. Premio a la Trayectoria Investigadora Infermería
  4. Premio al Investigador/a Joven

Premio a la Investigación con Impacto en el Ámbito del ICS: se convoca para grupos de investigación que hayan contribuido de forma significativa al impacto de la investigación en ciencias de la salud en el ámbito (hospitalario o de atención primaria) del ICS con una actividad de reconocido nivel científico.

En colaboración con AQuAS, se organizará una sesión formativa de Investigación con Impacto, «Narrativas de Impacto» el día 29 de mayo de 2024. Esta formación se dirige al personal investigador que presente una candidatura al Premio de Investigación con Impacto del ICS.

Premio al Mejor Artículo de Investigación en Ciencias de la Salud del ICS: Dos premios al Mejor Artículo de Investigación en Ciencias de la Salud, uno para investigadores predoctorales y uno para residentes. Así, las dos categorías de premios son:

Premios al Mejor Póster de Investigación del ICS: El Instituto Catalán de la Salud (ICS) convoca una exposición de pósters de investigación llevados a cabo en el ICS en el marco de la 15a Jornada de Investigación del ICS, que se celebrará el 24 de octubre de 2024 en el Auditorio Josep Irla de Girona. La convocatoria está abierta a pósters que ya se hayan presentado en otras jornadas y congresos en el formato ya entregado.

La temática del póster es libre y el idioma preferente es el inglés. Dado que el espacio es limitado, en caso de que sea necesario se priorizarán aquellos pósters que estén relacionados con el foco de la Jornada de este año y que sean presentados por varios grupos de investigación de diferentes centros e institutos vinculados al ICS.

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) convoca dos premios al mejor póster.

Si puedes optar a alguno de estos premios, ¡no dudes en presentar tu candidatura!


Premios a la Trayectoria Investigadora de la 14a Jornada 2023

Uno de los premios que se entregó en la edición anterior.

Un estudio liderado por el grupo de Alimentación, Nutrición, Desarrollo y Salud Mental (ANUT-DSM) de el IISPV y la URV relaciona el consumo de estos productos con mayor riesgo de sobrepeso, aumento de azúcar en sangre y peores niveles de colesterol bueno

El grupo de investigación de Alimentación, Nutrición, Desarrollo y Salud Mental (ANUT-DSM) del IISPV y la URV

Un alto consumo de alimentos ultraprocesados durante la infancia se asocia a una peor salud cardiometabólica. Ésta es la principal conclusión de un estudio liderado por el grupo de Alimentación, Nutrición, Desarrollo y Salud Mental (ANUT-DSM) del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV), de la Uviversidad Rovira i Virgili (URV) y el Centro de Investigación en Red Fisiopatología y Nutrición (CIBEROBN). La investigación se ha realizado en niños y niñas de 3 a 6 años y los resultados principales se han publicado en la revista científica JAMA Network Open.

Los alimentos ultraprocesados suelen ser ricos en grasas saturadas, azúcares, sal, aditivos y contaminantes, mientras que son pobres en nutrientes. Bollería, refrescos, batidos, snacks… están en muchos casos muy presentes en la alimentación infantil. Para estudiar su efecto sobre la salud en los primeros años de vida el estudio evaluó cómo afecta el consumo de estos productos en una población de más de 1.500 niños y niñas de 3 a 6 años de diferentes ciudades (Reus, Córdoba, Santiago de Compostela, Navarra, Valencia, Barcelona y Zaragoza), que forman parte del estudio multicéntrico CORALS.

Los resultados mostraron que los niños que consumían más alimentos ultraprocesados tenían mayores puntuaciones en parámetros como el índice de masa corporal, la circunferencia de la cintura, el índice de masa de grasa y los niveles de azúcar en sangre. También tenían niveles más bajos de colesterol HDL -considerado como colesterol bueno- en sangre.

«Los datos que hemos obtenido son motivo de preocupación», afirma Nancy Babio, investigadora principal del estudio. “Si bien la magnitud de las asociaciones que hemos encontrado podría considerarse de relevancia clínica limitada, en nuestro estudio han participado niños y niñas muy pequeños y, sin embargo, se ha puesto de manifiesto una relación significativa de su consumo sobre estos parámetros”, añade. Para el equipo investigador, estos resultados deben tomarse como un aviso prematuro de lo que puede ocurrir en el futuro. “Es esencial reconocer la importancia de los hábitos alimenticios tempranos y sus implicaciones futuras en la salud cardiometabólica”, apunta Babio.

En el estudio también se destaca que los hijos de madres con educación o nivel socioeconómico más bajo consumían por lo general una mayor cantidad de alimentos ultraprocesados, hecho que los hace susceptibles a tener problemas de salud en un futuro. “Ante esto deberían establecerse políticas de salud pública especialmente enfocadas a poblaciones vulnerables”, afirma Jordi Salas-Salvadó, director del equipo investigador, que también recomienda fomentar la sustitución de estos alimentos por opciones más saludables como productos no procesados o que lo sean mínimamente.

Bajo precio y alta accesibilidad

Los alimentos ultraprocesados son cada vez más frecuentes en la dieta. Su alta disponibilidad, asequibilidad y bajo precio hace que sean muy consumidos especialmente entre niños, adolescentes y sus familias, sobre todo aquéllas más vulnerables desde el punto de vista socioeconómico y educativo, en los que la obesidad es más frecuente. En este sentido, el estudio subraya la urgencia de abordar el problema del consumo excesivo de estos alimentos entre la población infantil y destaco la importancia de instaurar políticas públicas y adoptar medidas preventivas para proteger la salud a largo plazo de las futuras generaciones.

El estudio lo ha realizado un equipo formado por el estudiante de doctorado Nadine Khoury y la investigadora del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV Nancy Babio; el catedrático de la URV Jordi Salas-Salvadó -ambos investigadores principales de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad- así como la investigadora postdoctoral María Ángeles Martínez (los tres directores de la tesis doctoral de Nadine). Todos ellos también se encuentran adscritos al Instituto de Investigación Sanitaria Pere i Virgili y al Centro de Investigación Biomédica en Red Obesidad y Nutrición (CIBERobn) del Instituto de Salud Carlos III

Khoury N, Martínez MÁ, Garcidueñas-Fimbres TE, Pastor-Villaescusa B, Leis R, de Las Heras-Delgado S, Miguel-Berges ML, Navas-Carretero S, Portoles O, Pérez-Vega KA, Jurado-Castro JM, Vázquez-Cobela R, Mimbrero G, Andía Horno R, Martínez JA, Flores-Rojas K, Picáns-Leis R, Luque V, Moreno LA, Castro-Collado C, Gil-Campos M, Salas-Salvadó J, Babio N. Ultraprocessed Food Consumption and Cardiometabolic Risk Factors in Children. JAMA Netw Open. 2024 May 1;7(5):e2411852. doi: 10.1001/jamanetworkopen.2024.11852 PMID: 38758555.

Presentación del cuaderno de la buena praxis «incorporación de tecnología médica innovadora».

La investigadora del IISPV Raquel Cumeras (Grupo de Investigación Oncológica, Translacional, Epidemiológica y Clínica o GIOTEC, por sus siglas) es una de las profesionales vinculadas al mundo salud que ha participado en la redacción de un documento que pretende impulsar la incorporación de tecnología avanzada y de herramientas y soluciones innovadoras al sistema sanitario público catalán, para así promover una atención médica a los y las pacientes más eficiente y personalizada.

Este documento es una iniciativa promovida por el Consejo de Colegios de Médicos de Catalunya (CCMC) y, concretamente, por un grupo Interdisciplinario de profesionales vinculados con la salud que forman parte (este grupo se conoce también por las siglas GIPS). El documento lleva por título «Cuaderno de la Buena Praxi 38 sobre incorporación de tecnología médica innovadora».

Algunos ejemplos de estas herramientas tecnológicas e innovadoras son: dispositivos médicos o medical devices con fines diagnósticos y terapéuticos (desde monitores de signos vitales y aparatos de electrocardiografía hasta prótesis e implantes biomédicos); sistemas de información y registros electrónicos de pacientes, para hacer más eficiente la gestión de la información de los pacientes; tecnologías de imagen, como la tomografía computerizada (TC), la resonancia magnética (RM), los ultrasonidos y la radiografía digital; y dispositivos de diagnóstico in vitro, destinados a dar información a partir del análisis de muestras biológicas (sangre, saliva, orina, etc.) y para realizar el seguimiento de enfermedades

Consulteu el document 👉 https://n9.cl/9b2zo